Atención Social

La trabajadora social interviene en la resolución de problemas de los residentes, en sus relaciones humanas y en el fortalecimiento de sus habilidades sociales y de comunicación para incrementar su bienestar, basándose en el respeto a la igualdad, el valor y la dignidad de todas las personas.

Todo ello en colaboración y estrecha interrelación con la familia.